Reseña: Con un cassette y un boli Bic - Defreds

junio 05, 2018

Título: Con un cassette y un boli Bic.
Autor: Defreds.
Editorial: ESPASAesPOESíA.
Saga / Autoconclusivo: Autoconclusivo.
Fecha de publicación: 05/06/2018.
Páginas: 192.
Comprar: AMAZON (Físico) 

Gracias a la colaboración de la editorial
Sinopsis: El tiempo siempre pasa sin avisar.
Conciertos, besos, pulseras, botas, notas, cartas, escapadas, hoteles, exámenes, trapos sucios, manteles y fotos.
Pero el amor sigue siendo inevitable. Sobrevive al paso del tiempo. Con sus ilusiones y decepciones.
Siempre habrá canciones para momentos. Textos con canciones. Canciones que son vida. Vidas que son canción.
Nunca podremos rebobinar la vida, pero sí seguir hacia delante. Hasta la próxima canción que nos haga volar. 

"Con un cassette y un boli Bic" es el quinto libro (segundo con Espasa) de Defreds que llega tras "Casi sin querer", "Cuando abras el paracaídas", "1775 calles" e "Historias de un naúfrago hipocondríaco".

La ilustración de la cubierta es de Cristina Reina y las ilustraciones del interior son de María Cabañas. Ambas hacen, como siempre, un trabajo increíble.

He tenido la suerte de recibir un ejemplar de la primera edición del libro que trae de regalo varias postales con fotografías de David Olivas y Cynthia Pereira. Si os interesa el libro os animo a pedirlo cuanto antes para que no se agoten porque merecen mucho la pena.

A estas alturas todo lo que se diga sobre Defreds es quedarse corto. Es uno de los reyes indiscutibles de la prosa poética juvenil y todo un superventas. Probablemente todo el mundo se haya cruzado con alguno de sus textos en cualquier red social ya que muchos de sus seguidores los comparten.

El punto fuerte de Defreds es la cercanía a la hora de escribir, haciendo de lo sencillo algo bonito y, a su vez, único. Es un intermediario entre lo que pensamos o sentimos y la forma más bella de contarlo. Sus libros llegan a todas las edades aunque estén más enfocados a un público joven.

Los nombres de los capítulos me han encantado: Vinilo, LP, Cassette, CD, MP3 y Spotify. La evolución de las distintas formas de escuchar la música que tan bien encaja con el título del poemario y lo que el autor escribe en la sinopsis y en "Música". Cambiará el formato pero la música siempre tendrá el poder de hacernos recordar momentos, personas e historias.

"La bonita soledad" me conquistó por su sencillez. Vivimos en un momento en el que estamos rodeados de tanta tecnología que, ni siquiera cuando estamos sin nadie alrededor, estamos solos. "La bonita soledad" nos invita a parar de vez en cuando y a escucharnos a nosotros mismos.

"Me encanta disfrutar de mis ratos en soledad, conociéndome mejor, disfrutando del silencio, de una película, de esa canción que suena distinta cuando no hay nadie en casa."

Hay varios textos que destacan en el libro y son los homenajes a Diana Quer ("No la última en el cielo"), Pablo Ráez ("Grano de arena") y Gabriel Cruz ("Pescaíto"). Muy emocionantes por todas las lecciones que han dejado tras su marcha.

La importancia de valorar el tiempo ("Cinco minutos"), el paso del mismo ("Feliz cumpleaños") y las alegrías que también trae consigo ("Valentina ya nació") tienen un hueco importante en este nuevo poemario de Defreds. Una vez más, este libro marca también la evolución personal del autor y refleja sus inquietudes y reflexiones mucho más maduras que las de sus primeros libros.

"Nunca permitas que te digan que algo no es posible, que lo dejes.
Inténtalo. Ilusiónate.
Intenta ser cada día un poco mejor."


Podría pasarme toda la reseña diciendo lo sorprendente que es cada uno de los textos, como por ejemplo el homenaje a las madres ("Mamá") o la crudeza del bullying ("Quiero contaros"). Todos y cada uno merecen su atención y si tuviera que destacar los que más me gustan serían prácticamente todos.

La mejor forma de representar la evolución de Defreds sería en una gráfica ascendente en la que cada libro es infinitamente superior al anterior sin llegar a tocar techo. Siempre sorprende, siempre toca el corazón y siempre merece la pena leerlo para descubrirse mejor a uno mismo.

En resumen: si queréis leer buena prosa poética tendréis que leer a Defreds. Si algunos de sus textos no los entendéis o no os sentís reflejados, probad a leerlos en unos años, porque lo que leéis, será un reflejo de vuestras inquietudes y sentimientos en el futuro.

También podría gustarte:

4 comentarios

  1. Hola! No conocía e libro pero no es para mi así que lo dejo pasar. Me alegra que lo hayas disfrutado tanto.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Hola!!
    Este libro no lo veo para mi, lo dejo pasar.
    Besitos :)

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!
    Muchas gracias por la reseña :)
    Me dejó con mucha curiosidad, ya que últimamente busco lecturas de este tipo, así que ¡Me lo apunto!
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  4. Aish, es que se te ve tan emocionado...pero es que a mí este tipo de poesía no me llega :/

    ResponderEliminar